El paraíso Maya

Processed with MoldivHoy voy a hablaros de mi reciente viaje a la Riviera Maya. Una semana en la que pude desconectar, descansar, conocer la cultura Maya, e incluso traerme algún kilito de más gracias a las maravillas del “Todo Incluido”.

El viaje comenzó con 10 horas y media de avión, que aunque se hacen interminables piensas en lo que te espera y procuras distraerte con lo poco que tienes a tu alance.

Al llegar al aeropuerto ya era de noche, estábamos bastante cansados del viaje pero felices de poder pisar por fin tierras mejicanas. Una vez que recogimos las maletas nos dirigimos hacia la salida, donde se produjo un tapón bastante considerable gracias al “juego” que se han inventado los mejicanos para abrir las maletas, de forma aleatoria, de los recién llegados turistas. Este caprichoso jueguecito consiste en pulsar un botón grande y redondo, como los que pueden verse en algunos concursos televisivos. Si al pulsar se enciende una luz verde puedes pasar sin que te abran la maleta, pero si se encienda una luz roja te toca abrir la maleta para que puedan inspeccionarla. A nosotros se nos encendió la luz verde así que respiramos tranquilos y salimos hacia fuera donde nos esperaba el autobús que nos llevaría al hotel.

El viaje en autobús duró aproximadamente una hora. El guía que nos acompañaba nos contó alguna que otra cosilla para que el trayecto no se nos hiciera tan pesado, aunque después de tantas horas de avión y llevando despiertos más horas de lo habitual, pocas cosas resultan eficaces para mantenerte despejado. Una de las cosas que logró sacarme  de mi terrible estado de somnolencia, fue que el guía nos contó que la palabra “chocolate” es de origen maya. Quizá mi goloso subconsciente fue el culpable de esta vuelta repentina a la consciencia.

Al llegar al hotel nos montaron en un trenecito que nos llevó a la recepción de nuestro hotel “Club Hacienda Bahía Príncipe”, uno de los lobbys que tiene este gran complejo. Allí nos recibieron unos graciosos mapaches que se acercaron para oler una de las bolsas que llevaba, en busca de algo de comida. Mientras hacíamos el check-in nos ofrecieron un cóctel muy rico y nos colocaron la “pulserita”, la culpable del los kilitos de los que os hablaba al principio.

mapache

A la mañana siguiente no nos despertamos muy tarde, allí amanece muy temprano y a las 6 de la mañana luce un sol espléndido, así que desde el primer día cambió nuestro reloj biológico y nos despertábamos no más tarde de las 7 de la mañana.

am

Nuestros desayunos siempre iban acompañados de unos riquísimos zumos, que como os podéis imaginar echo mucho de menos.

 zumosLa primera excursión que programamos fue a ver Ek’Balam y Chichen Itzá.  Las ruinas arqueológicas de Ek’Balam, que en Maya significa “Jaguar negro” (“Ek”: negro, “Balam”: jaguar) están metidas en la selva, por lo que el guía nos aconsejó que nos pusiéramos alguna loción anti-mosquitos. Si no llevas no hay problema porque estos guías mejicanos van muy preparados y ellos mismo te la venden. Lo cierto es que yo no vi que aquella “selva” estuviera plagada de mosquitos ni de bichos con ganas de carne extranjera, pero ante la advertencia del guía y por precaución, me embadurné bien de antimosquitos.

ekbalam

La importancia de Ek’Balam radica en la gran cantidad de elementos decorativos que se han encontrado hasta la fecha. La entrada a este lugar se inicia con un arco maya tras el cual se asientan el resto de edificios.

DSC_0251

El edificio principal de Ek’Balam es la “Acrópolis“, donde se encuentra la tumba de Ukit Kan Le’k Tok’, con muy buen estado de conservación porque fue cubierto de piedras para ocultar los tesoros que posteriormente se encontraron en su interior.

DSC_0256

Acrópolis Ek’Balam. En la parte alta, bajo el techo de la izquierda se encuentra la tumba de Ukit Kan Lek Tok’

La entrada a la tumba  representa la boca de un Jaguar.

Entrada a la tumba de Ukit Kan Lek Tok’ - Acróplis

Entrada a la tumba de Ukit Kan Lek Tok’ – Acrópolis

Creo recordar que hasta lo alto de esta pirámide había exactamente 130 escalones, escalones que por cierto también fotografié porque contenían fósiles de conchas marinas, y esto es algo que, como os podéis imaginar, un geólogo no puede pasar por alto.

Restos fósiles en escalones de la Acrópolis de Ek'Balam

Restos fósiles en escalones de la Acrópolis de Ek’Balam

La subida a la pirámide te recomiendan que la hagas en zig-zag, porque en línea recta se hace mucho más complicada, dura y peligrosa. Por supuesto subimos hasta lo más alto y desde esa posición contemplando el horizonte en todas las direcciones entendimos porqué los Mayas fueron los primeros en decir que la Tierra era redonda.

La foto que os pongo a continuación son las vistas desde el punto más alto de la Acrópolis. Mirando hacia el frente se podía ver la selva y dos construcciones Mayas, aunque bajo la copa de los árboles que más sobresalen se esconden muchas más.

Vistas desde lo alto de la Acrópolis

Vistas desde lo alto de la Acrópolis

La bajada de esta pirámide no resulta menos complicada que la subida, cada uno realiza el descenso según su habilidad, miedo o destreza. Yo opté por realizar el descenso de la misma forma que la subida, en zig-zag. Me sorprendió ver cómo uno de los guías bajaba uno a uno los escalones con absoluta soltura y rapidez, dejando atrás a todos los turistas que íbamos poniendo los cinco sentidos en aquella interminable escalinata.

bajada

Tras nuestra visita a esta espectacular zona arqueológica fuimos a darnos un baño a uno de los miles de cenotes que existen en la península de Yucatán, el “cenote Hubiku“.

Entrada Cenote Hubiku

Entrada Cenote Hubiku

Debido a su composición geológica, el suelo de la península de Yucatán es una especie de esponja, cuando llueve, absorbe toda la humedad. El agua se filtra a través del suelo y va disolviendo la roca caliza que encuentra en su camino. Esto hace que se formen cavernas bajo la superficie del suelo que pueden estar parcial o totalmente inundadas. Cuando una de estas cavernas colapsa debido a este proceso erosivo se forman los cenotes. El proceso de formación de los cenotes puede durar cientos de miles de años. Su clasificación depende principalmente de su edad. Los cenotes más abiertos son los más antiguos.

4cenotes

Estas pozas de agua cristalina conectadas por una red de ríos subterráneos son prácticamente exclusivas de la península de Yucatán.

cenotes3

Para los mayas, los cenotes eran considerados fuentes de vida. Además de proporcionar el líquido vital, eran una entrada hacia el otro mundo y centro de comunión con los dioses. La palabra cenote proviene del maya dzonot, que quiere decir caverna con agua.

DSC_0283

En la siguiente foto dejo constancia de nuestro chapuzón en las aguas de este cenote, algo fresquita a la entrada pero muy agradable una vez que estás dentro. En la foto aparezco justo debajo de la abertura que se ve en la foto anterior, desde donde caían chorritos de agua que salpicaban la superficie del agua del cenote.

DSC_0289

Después de este refrescante baño comimos en un restaurante que había al lado del cenote, nos ofrecieron comida local y un pequeño espectáculo de bailes típicos para amenizar la comida. En este mismo lugar visitamos el museo del tequila. Personalmente no me gusta el tequila, pero probamos uno de kiwi que reconozco que no estaba nada mal. En la parte de atrás del museo había una pequeña plantación de Agave, que es precisamente la planta a partir de la cual se elabora el tequila.

DSC_0297

Una vez terminada la visita nos dirigimos hacia Chichén Itzá, donde uno echa a volar su imaginación y se percata de lo que la civilización Maya llegó a suponer. Sin resquicio de duda una civilización demasiado avanzada para su tiempo. A mi entender esta interesante civilización poseía algo más que el “simple” conocimiento de las Matemáticas, la astronomía, y los propios elementos de la naturaleza. Sus construcciones y los pocos escritos que han conseguido llegar a nuestros días, demuestran que fue una civilización fuera de lo común. Ante la falta evidente de documentación que pueda explicar muchas incógnitas que existen todavía sobre la cultura Maya, algunos incluso han llegado a afirmar que eran seres extraterrestres que procedían de otro planeta.

Mi opinión es bien distinta. Es posible que la propia evolución del ser humano haya hecho que olvidemos los principios básicos que componen la naturaleza que nos rodea. Me estoy refiriendo a los propios  elementos que la Naturaleza pone a nuestro alcance, y que simplemente con observarlos, respetarlos y utilizarlos de manera sabia nos pueden llegar a ofrecer cosas que no imaginamos.

Por desgracias los códices Maya con innumerables caracteres jeroglíficos repletos de extrañas figuras, fueron destruídos tras la conquista de Yucatán. Estos escritos nunca fueron entendidos por conquistadores y misioneros, quienes ante la rareza de tales documentos pensaron que se trataba de símbolos relacionados con el diablo. La realidad era bien distinta. Los Mayas lo único que veneraban eran los elementos de la naturaleza (viento, agua, fuego, tierra…) y el cosmos. A nuestros días sólo han llegado tres de éstos códices y parte de un cuarto, además de deterioradas inscripciones en piedras, monumentos y estelas, que poco más han conseguido aportar. Por desgracia, muchas de las claves para entender el mundo Maya quedaron entonces mutiladas para siempre.

Chichén Itzá, significa en maya, “Chichén”: Boca del pozo, de los “Itzá”: brujos de agua. En el corazón de esta ciudad se encuentra el templo de Kukulcán, reconocido en 2007 como una las nuevas siete maravillas del mundo moderno. Kukulcán es un nombre Maya que podría traducirse como “serpiente de plumas“.

Templo de Kukulcán - Chichén Itzá

Templo de Kukulcán – Chichén Itzá

En el equinocio de primavera y otoño, sobre las 16:45 horas, se pueden observar unos triángulos de luces y sombras que aparentan el descenso de una serpiente por uno de los lados de la escalinata del templo. Este espectáculo único es, entre otras muchas evidencias, lo que ha llevado a pensar que los Mayas tenían unos conocimientos en Astronomía fuera de lo común. Fueron capaces de construir sus templos y edificios con la orientación precisa para provocar unos extraordinarios efectos de luz.

Pirámide_equinoccio_unokukulkan

Por si alguno de vosotros quiere más información sobre este espectacular fenómeno os dejo un video donde podéis ver más información.

Otro de los ejemplos de sus amplios conocimientos son los efectos de sonido que también pueden escucharse únicamente en uno  de los lados de este templo, precisamente en el mismo donde se produce este efecto de luz durante los equinocios. Algunos piensan que sólo es fruto de la casualidad, pero yo creo que los Mayas no hacían nada por casualidad, sino todo lo contrario. Los Mayas construían de manera muy precisa, sin dejar que ningún efecto fuera producto del azar.

El efecto que se produce es el siguiente, cuando empiezas a dar palmadas, frente a este lado del templo, se produce un eco que parece reproducir los sonidos que emite el Quetzal (ave de origen centroamericano). Conseguí captar el sonido con mi móvil, algo realmente espectacular, y que por supuesto lo es mucho más cuando uno se encuentra frente a la pirámide y escucha este emocionante eco.

Otra de las edificaciones que también sorprenden en Chichén Itza, es la dedicada al famoso juego de la pelota Maya, al que los Mayas llamaban “Pok Ta Pok”, nombre que tiene su origen en la onomatopeya del sonido de la pelota al golpear el antebrazo y rebotar después contra la pared y el suelo. La cancha de Chichén Itza es la más grande y mejor conservada descubierta en Mesoamérica. Situados en tres de sus lados, hay unos templos que se piensa que probablemente fueron utilizados para rituales celebrados en el transcurso de los juegos.

Juego-de-pelota-M-diagrama-de-Chichen-Itza-oscarhistblogspotcom

Los muros enfrentados, donde se encuentran los aros por los que debían introducir la pelota cada uno de los equipos, cuentan con tal calidad acústica que un simple silbido puede escucharse justo en el extremo contrario, tampoco esto parece haber sido fruto de la casualidad. También aquí se produce un asombroso efecto sonoro. Si das una palmada se oye el eco 7 veces, que era exactamente el número de jugadores que había por equipo.

El video que os muestro a continuación muestra la dinámica de este particular juego, en la que dos equipos se enfrentan para conseguir introducir la pelota por unos de los aros que hay en los paredes. La dificultad de este juego está en el método, ya que no podían usar manos ni pies, golpeaban la pelota principalmente con la cadera.

Como veréis en la siguiente foto, en Chichén Itzá el aro por el que debían introducir la pelota se encontraba a una altura bastante considerable.

DSC_0302

Para jugar a la pelota se seleccionaba a los mejores guerreros, los mas ágiles y fuertes, y se creía que durante el juego estos fuertes mayas representaban a las divinidades dentro del campo. Las plataformas que rodean el lugar servían para que los gobernantes y los sacerdotes observaran con todo detalle el desarrollo del juego. Se cree que los que ganaban el juego eran los merecedores del sacrificio de sus vidas, aunque ésto a los Mayas no parecía importarles porque no creían que la muerte fuera el fin del ciclo de la vida, sino un intermedio entre la vida material y la espiritual. En uno de los muros se puede ver una representación del juego donde aparecen todos los jugadores, y uno de los capitanes del equipo parece cortarle la cabeza a su contrincante. Gracias a esto se ha podido saber el número de jugadores que participaban en los juegos de Chichén Itzá y el sacrificio que realizaban al finalizar el juego.

DSC_0301

En otra de nuestras excursiones visitamos Cobá. El nombre se cree que proviene de su situación al lado de unos cenotes, y significa “aguas turbias”. Las ruinas son muy distintas de otros sitios arqueológicos de la península de Yucatán, principalmente porque no han sido tan exploradas ni restauradas como lo han sido Chichén Itzá y Tulum. Cobá todavía tiene muchas estructuras y construcciones cubiertas por vegetación. Algunos arqueólogos están convencidos que con el tiempo se probará que estas ruinas serán unas de las más grandes e importantes de Yucatán.

En la siguiente foto podéis ver cómo debajo de toda esta vegetación se asoma lo que parecen restos de templos o construcciones mayas. En los dos kilómetros de recorrido que hay hasta la pirámide más alta de este conjunto arqueológico podemos ver infinidad de montículos como éste, prueba de que aún hay mucho por descubrir en este lugar.

DSC_0323

Os pongo alguna de las fotos donde se ve a los arqueólogos e investigadores en sus labores de reconstrucción e investigación.

DSC_0327

En Cobá también pudimos ver una cancha para el juego de la pelota, aunque en este sitio las dimensiones eran mucho más pequeñas que la de Chichén Itzá.

DSC_0330

Tras los dos km de caminata por la selva, llegamos a la estructura más alta del norte de la península de Yucatán , el conocido como “Nohoch Mul” (del Maya “Nohoch“, grande, y “Mul” montículo). Tiene una altura de 42 metros y la ascenso hasta su parte más alta fue algo más complicado que la subida a la pirámide que antes os relataba. Esta pirámide tiene mayor inclinación y sus escaleras se encuentran en bastante peor estado. Para ayudar a los visitantes a subir hasta arriba, han colocado una gruesa cuerda a la que poder sujetarse para  subir y bajar con mayor facilidad.

Nohoch Mul

Nohoch Mul

En nuestras excursiones no faltó algo de aventura. En otro de los numerosos cenotes, nos hicimos con un arnés y nos lanzamos en tirolina sin pensarlo dos veces. Nos dieron un palo con forma de “1” y nos dijeron que eso actuaría de freno. Nos explicaron cómo lo debíamos utilizar para que fuera efectivo y cumpliera su objetivo. Poco antes de llegar al final del trayecto el palo se coloca sobre la cuerda superior por la que vas colgado,  siempre detrás de las poleas para evitar una frenada brusca y que el palo salga despedido por los aires. La experiencia fue muy divertida. Aquí nos tenéis ataviados para la aventura.

IMG_1063

Al llegar al final del recorrido de la tirolina, montamos en unas canoas con las que remamos de vuelta al lugar donde habíamos empezado el viaje en tirolina. Fue algo diferente y muy divertido.

DSC_0365

Después de esta pequeña descarga de adrenalina nos dimos un baño en otro de los cenotes de la zona, ésta vez lo hicimos en uno que estaba a cielo abierto.

Cenote a cielo abierto

Cenote a cielo abierto

Ese mismo día por la tarde visitamos Tulum. Estas ruinas se encuentran en un acantilado frente al mar Caribe, lo que las convierte en un lugar privilegiado para el inicio de rutas comerciales de nuestros amigos Mayas. Nuestro guía nos contó que ya en Tulum se comienza a observar el inicio de la decadencia Maya, echo que se constata en que los edificios no guardan la simetría que se ve en otras edificaciones más antiguas.

15233170

Tulum en maya significa “pared” ya que es una ciudad amurallada, una de las escasas  ciudades ancestrales con esta característica.

DSC_0382DSC_0388

DSC_0400

DSC_0394

La última de nuestras excursiones consistió en la visita a un famoso parque llamado Xcaret, situado al lado del mar.

Es un parque que cuenta con diversas atracciones acuáticas, entre las que se encuentra el hacer un recorrido a nado por un rio subterráneo.

Rio subterráneo

Rio subterráneo

Otra de las actividades que te recomiendan, es dar un paseo bajo la superficie del agua observando la diversidad de fauna que te rodea. Para ello te colocan una escafandra conectada a la superficie que te  suministra el oxígeno durante el paseo bajo el mar.

DSC_0416

Otra de las atracciones que no quise perderme es el encuentro con los delfines. Estuvimos dentro del agua nadando y jugando con ellos, e incluso al finalizar la visita nos dimos un beso de despedida. Si antes me parecían unos seres entrañables, desde ese día me lo parecen aún más.

IMG_1712

Al final del día ofrecen un espectáculo como despedida, donde se hace un recorrido de toda la historia de Méjico, desde los Mayas, con una representación del famoso juego de pelota, hasta los conocidos y alegres Mariachis que hoy nos divierten con sus rancheras. Este ameno espectáculo fue el que puso fin a nuestras visitas y excursiones en este viaje.

Por supuesto, también tuvimos tiempo para descansar algún día en el hotel donde, como ya os decía al principio, estuvimos acompañados de divertidos personajes que compartían espacios con nosotros, incluso algún que otro panchito!.

bicho raromapacheDSC_0435

En la arena de la playa vimos que había nidos de tortuga, aunque no pudimos ver ninguna. Estos animales desovan en la arena de la playa por la noche. En ese momento del día la playa se convierte en su exclusivo espacio, obligando a los huéspedes a respetar ese momento clave en el ciclo de sus vidas.

nido tortuga

Otra de las cosas que me gustó, y que parece que es algo generalizado entre los mejicanos, es el respeto que tienen hacia el medio ambiente. En la misma playa había contenedores para poder reciclar. La pena es que todavía hay muchas personas, que a pesar  de estas facilidades, siguen sin respetar el entorno aun sabiendo que te encuentras en un espacio protegido.

reciclaje

Todos los guías nos recomendaron en las excursiones que utilizaramos protectores solares y lociones antimosquitos que fueran biodegradables.

Como en la playa hay gran cantidad de coral (el mar Caribe cuenta con la segunda barrera de coral más grande del mundo), los muros de la piscina estaban construidos con estos corales. Algo muy llamativo y que tampoco un geólogo puede pasar por alto sin pararse a hacer una foto y contemplar de cerca cada ejemplar .

Muro de coral

Llegó el final del relato de mi viaje. Me despido, no sin antes dar las gracias a Rodrigo, mi marido, al que con gran cariño dedico este post. Estos maravillosos días me han ayudado a descansar, desconectar y sobre todo darme fuerzas para poner un punto y aparte a una difícil etapa de mi vida. GRACIAS!.

puesta sol

Para todos los que me seguís os he traído la foto que viene a continuación, con ella quiero transmitiros que Educandonaturaleza, junto a todos sus seguidores, también ha estado presente en este fascinante viaje. Os espero en el próximo!

Educandonaturaleza

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El paraíso Maya

  1. Rodrigo dijo:

    Pues gracias a tí también, Rodrigo el marido orgulloso de su mujer que escribe estos posts tan maravillosos.

    Me gusta

  2. Que bueno… acaba de pasar por mis ojos mi luna de miel!!! pero completa… incluido el baño con delfines en xcaret!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s